Entrevista con una sirena

Su lugar de trabajo es un tanque de agua de 117,000 galones. ¿Sus compañeros de trabajo? Un ejercito de 1500 peces, los cuales incluyen tiburones y una mantarraya. Su cola es enorme, en el buen sentido y siempre elige a la hora de comer carne en lugar de mariscos. Porque después de todo, los amigos no son comida.

Esa es la vida de una sirena para Ariana Liuzzi, nadando por los interiores del Silverton Casino Hotel. Casi parecería predestinado para alguien que comenzó su entrenamiento desde joven en un grupo llamado, casualmente, Nevada Desert Mermaid.

Ariana, tan graciosa, se toma un descanso de entretener a niños y también adultos, para contestarnos algunas preguntas sobre su increíble, y ciertamente poco convencional profesión:

Q: Ariana suena como a Ariel, la sirenita de Disney. Con un nombre como ese, ¿crees que estabas destinada para hacer esto?

A: Por supuesto. Desde que era pequeña, siempre soñaba con convertirme en sirena. Mi mamá bromeaba con que siempre terminaba llevando a los chicos de la cuadra a la playa. Mi mamá es de Eslovaquia, así que habla muchos idiomas, por eso cuando hablábamos en eslovaco, convencía a los demás de que era el idioma de las sirenas.

Q: ¿Cómo fue que escuchaste o te interesaste en convertirte en una sirena, aquí en el Silverton Casino Hotel?

A: Solía pertenecer a un grupo de nado sincronizado, aquí en Las Vegas. Empecé en el nado sincronizado a los 8 años de edad, en un equipo llamado Nevada Desert Mermaids. Mi entrenadora, Heather Carrasco, trabajaba aquí en ese entonces. Cuando me gradué de la preparatoria y me retiré del nado sincronizado, ella fue la que me ofreció este trabajo

Q: ¿Cuánto tiempo inviertes en este trabajo?

A: Soy una sirena de tiempo completo, por lo cual estoy aquí 40 horas a la semana. El entrenamiento solía ser de 5 horas después de mis días de escuela. Nunca tuve mucho tiempo para salir o ir a fiestas, siempre estaba en competiciones de nado… siempre bajo el agua me la pasaba. Siempre bromeamos sobre que deberíamos calcular cuanto tiempo me la he pasado bajo el agua, en total.

Q: ¿Cuál e tu parte favorita de este trabajo y cuánto tiempo llevas aquí?

A: He estado en esto por 6 años. Mi parte favorita... ¡hay muchas cosas buenas sobre este trabajo! En realidad, nunca puedes tener un mal día cuando estás aquí. Creo que una gran parte de esto es poder trabajar con los animales. Estar bajo el agua con tiburones, mantarrayas y los peces, es algo único que adoro demasiado. La otra gran parte son los niños, porque piensan que en serio soy real y…

Q: Pero, ¿ERES REAL, no?

A: ¡Claro! Pero muchos niños que vienen a verme, son de muchas partes del mundo. ¡Ver sus caritas cuando se emocionan es asombroso!

Q: ¿Tiene alguna historia graciosa sobre tu vida como sirena o algo que hayas visto a través de tu tanque que nos quieras compartir?

A: Veo demasiado en mi día a día. Hemos sido parte de propuestas de compromiso, cumpleaños, bodas. Cada uno se vuelve único es su propia manera. Las bodas bajo el agua con realmente increíbles. Tuvimos una pareja que venía de Alemania y fue una enorme experiencia para ellos. Hacemos propuestas de matrimonio mínimo una vez al mes. Yo he sido parte de tres bodas, también.

Q: ¿Cómo tus amigos y familia han reaccionado cuando les contaste sobre que eres una sirena de la vida real?

A: Es gracioso, porque cuando me topo con viejos amigos no es lo primero que les cuento. Suelo dejarlos platicarme sobre ellos y lo que han hecho, después de eso, e su turno preguntarme, es como “¿Y qué se siente?” o “¿O cómo lo haces?”, pero todos me han apoyado en una manera increíble. Nadie me ha dicho que no apoya lo que hago.

Q: ¿Cuál es la pregunta más común que te suelen hacer?

A: Probablemente, sería: “¿Qué tanto puedes aguantar la respiración cuando estas ahí?”

Q: ¿Y cuál es la respuesta?

A: Puedo aguantar la respiración por poco más de un minuto. Pero, estoy totalmente consentida ahora, ya que tengo un scuba (tamque de aire) en el fondo del tanque, así que, en el momento en que siento que debo respirar, me dirijo a el. Pero, en el nado sincronizado, es completamente lo contrario porque te entrenan para quedarte el mayor tiempo posible bajo el agua.

Q: Cuando no estas nadando en el tanque, ¿qué te gusta hacer el Silverton Casino Hotel? Como sirena, no puedes estar mucho fuera del agua. ¿Qué sucede? No tenemos ni idea.

A: Y nunca sabrán. En realidad, me cargan para todos lados. Pero cuando hace frío en el tanque, me gusat darme una vuelta por Starbucks. Twin Creeks es definitivamente mi restaurante preferido aquí. He estado ahí varias veces y ha sido delicioso.

Q: ¿Qué es lo que hace al Silverton Casino Hotel tan especial?

A: La sensación general de estar aquí. No es como todo el bullicio del Strip. Aquí dentro hay mucho para ver, como allá afuera, pero con la diferencia de que aquí se vuelve más personal, y no tienes que sentarte en el tráfico del Boulevard de Las Vegas por 45 minutos.

Q: ¿Qué tanto tiempo te sigues viendo como sirena en el Silverton Casino Hotel?

A: Amo todo lo que es mi trabajo. Me encanta poder estar donde me siento más cómoda, que es bajo el agua y trabajando con animales. Desde que era pequeña, siempre quise ser bióloga marina.

Q: Por último, ¿algún consejo para cualquier futura sirena que nos esté leyendo?

A: Espero que encuentren la felicidad de yo tengo cuando estoy bajo el agua y que realmente disfruten de estar en el tanque. No te das cuenta, incluso aunque estés a diario, lo hermosos que es y lo importante de tomarte un momento para apreciar tus a tu alrededor. Es un ambiente maravilloso.

Las sirenas se presentan las tardes de Jueves a Domingo.

Mermaid 2

LOAD MORE