Siguiendo los pasos del gran Sinatra

Imagínatelo: Frank Sinatra en la flor de su vida como uno de los artistas más célebres e icónicos de todos los tiempos, estrenando el recién construido Theatre Ballroom (el ahora Gordie Brown Showroom) dentro del Golden Nugget en 1984. Que, además, se encuentra justo en el corazón del centro de Las Vegas, una ciudad íntimamente relacionada con la vida del sensacional Frankie.

La fastuosidad, el esplendor y la electricidad de una noche de estreno.

Y Sinatra preparado para este espectáculo transcendental, en el elevador de carga.

La sala donde Ol’ Blue Eyes cuyos encabezados ocupó de 1984 - 1989 y que, originalmente, nunca fue concebida como auditorio y que, una vez que el hotel contrató a Sinatra, se apresuró a convertir en teatro, pero hubo algo que no estuvo listo a tiempo: el vestidor de Sinatra.

Posteriormente, se acabó de construir el vestuario y parte del mismo permanece intacto como estaba hace más de un cuarto de siglo; no obstante, pese a estos inconvenientes temporales, el último Sinatra, quien hubiera cumplido 100 años el 12 de diciembre, recordaría con cariño esos días.

Su distintiva voz resuena a la fecha, ya sea que estemos escuchando “Luck Be a Lady” mientras vemos las fuentes del Bellagio o reviviéndolo mediante los espectáculos tributo de The Rat Pack is Back, en honor de aquel grandioso trío que de manera espontánea pero frecuente formaba con Dean Martin, Sammy Davis Jr. y los demás “chicos malos”.

Sinatra y su legado también serán honrados en una gran gala digna de la TV en Wynn Las Vegas, el 2 de diciembre (que se transmitirá el 6 de diciembre) para conmemorar el aniversario número 100 del nacimiento de este inigualable artista.

Las Vegas fue el lugar de diversión de Sinatra y le encantaba presentarse aquí. El camino que recorrió Sinatra a lo largo de la ciudad cubre una amplia variedad de restaurantes populares, auditorios, lounges y mucho más en el valle. A continuación presentamos un recorrido guiado siguiéndolo:

Golden Gate Hotel & Casino

Sinatra - Golden Gate

No es coincidencia que encuentres fotografías antiguas de Sinatra y sus amigos más cercanos adornando los muros del histórico Golden Gate al final de la calle Fremont.

Una parada rápida para tomar un trago en el Bar Prohibition seguro te hará sentir ese aire antiguo de Las Vegas. Después de todo, es donde Sinatra, Martin, Sammy Davis Jr. y el resto del Rat Pack salían a tomar tragos juntos.

Golden Steer Steakhouse

Sinatra - Golden Steer 1

Si nos dirigimos hacia el sur desde el centro hacia Las Vegas Boulevard y giramos hacia la derecha para tomar Sahara Avenue, llegaremos a Golden Steer Steak House. El destino icónico de Las Vegas para cenar de los famosos existe desde aproximadamente medio siglo y lo han visitado los íconos de la música, desde Ol’ Blue Eyes hasta Elvis y B.B. King, quienes eran comensales asiduos del íntimo y acogedor lounge y restaurante de cortes.

De hecho, Sinatra era tan asiduo, que uno de los gabinetes fue bautizado con su nombre, inclusive cuando él todavía acudía a cenar. Era su lugar y todavía se pueden hacer reservaciones para comer en el gabinete de Sinatra a la fecha. ¿Qué tal, no se te antoja?

Champagnes Cafe

Si nos dirigimos unas calles hacia el este sobre Sahara, al sur en Maryland Parkway, habremos llegado a Champagnes Café. Si bien el bar es sencillo y de mala fama, está lleno de historia de Las Vegas, tanto como lugar popular de encuentro del Rat Pack en su época, como el infame Hole in the Wall Gang de Tony Spilotro.

No dejes de ver el terciopelo rojo y las fotografías de Sinatra y compañía. La nostalgia en sí misma hace que la visita valga la pena.

Champagnes Cafe

The Venetian

Si regresamos a Maryland Parkway, hacia el sur, y giramos a la derecha en Twain Avenue, llegaremos a la fabulosa avenida principal. Twain Avenue después se convierte en Sands Drive y cuando llega a Las Vegas Boulevard, llegamos a The Venetian/Palazzo. Este es la antigua ubicación de Sands, donde el nombre de Sinatra y el Rat Packaparecía en la marquesina de Copa Room en la década de los 1960.

Caesars palace

Si buscas un lugar que todavía esté en pie y donde haya tocado Sinatra en la avenida principal, dirígete hacia el sur hasta Flamingo Road y ríndele homenaje ni más ni menos que en Caesars Palace, el hogar de Sinatra en la última parte de la década.

Sinatra apareció en la marquesina de Caesars Palace después de la adquisición de Howard Hughes en 1967 de Sands, lo cual produjo una acalorada discusión con la administración de Sands sobre el mérito de contar con Sinatra en el casino.

The Flamingo

Cruzando la calle se encuentra el Hotel Flamingo. Sinatra nunca estuvo en sus marquesinas, pero si eres fanático del Ocean’s Eleven original, te tenemos un recuerdo preciado: The Flamingo es el único hotel que queda en pie de dicha película clásica.

Estilo de época

Los lugares a los que acudía Sinatra eran clásicos, pero su trascendencia va más allá de ellos. Él representa un estilo de época, una cultura que aún adoptan los fanáticos.

Una visita a cualquier reunión mensual a la Iglesia de Sinatra en Las Vegas basta para confirmar que la cultura de los días del Rat Packsigue viva hasta nuestros días.

“Esa es justo la base de la cultura de esa época”, dije Donny Jacobs, el obispo del capítulo en Las Vegas. Jacobs había acudido a una reunión de la Iglesia de Sinatra en 1998 en San Francisco y posteriormente se encargaría de abrir una sucursal en Las Vegas.

“Inició como un pretexto para que los amigos se disfrazaran, escucharan música de la época y tomaran algunos tragos elegantes, así comenzó todo”, explica Jacobs. “Ahora se encuentran por todos lados, cuando me mudé de Houston para acá me invitaron a que iniciara uno en Las Vegas”.

“Ésta solía ser una ciudad en la que, si se acudía a Caesars Palace,después de las 6 p.m., siempre era de corbata negra. Nadie usaba pantalones cortos con sandalias y camisetas. La elegancia ha pasado de moda con los años y creo que eso es lo que más disfruta la gente aquí, disfrazarse”, dijo.

Eric Foemmel de Las Vegas abre las puertas de su hogar para las reuniones, a las que acuden desde siete hasta 75 personas con mucha frecuencia.

“Convierto la alberca en un teatro sumergible y proyectamos películas antiguas en la barda del patio trasero… La pasamos muy bien escuchando música y tomando algunos tragos con los amigos. De eso se trata esta fiesta”.

De muchas maneras, la vida de Sinatra se componía de esas cosas. Quizá estemos celebrando un siglo de su nacimiento, pero los recuerdos que creó en Las Vegas perdurarán para siempre.

¡Feliz aniversario 100, querido fundador!

LOAD MORE